Lunes

Terminé, por segunda vez, la felicidad es la repetición, de La insoportable levedad del ser. Por la noche, iré a escuchar, a ver, a Bob Dylan al Auditorio Nacional.

Comentarios