Bonnard

'A nuestros amores', en la Filmoteca. La noche del domingo. El cine nos aporta lo sublime que la vida a veces nos escamotea. La protagonista dice que prefiere Bonnard a Picasso. Que es más sensual. Recuerdo haberlo visto en la Mapfre. Un cuadro de una chica levemente abierta de piernas, sobre la cama, tras lo que parecía la petite mort del sexo individual. Descubro este también, de Monmartre en la lluvia, a finales del XIX. Se vive bien, a veces, dentro del cuadro, dentro de la peli. Aunque, como ésta última, sea un drama ruso de armas tomar. Pero con el polvillo dorado de la belleza, como dice Aramburu en su autorretrato sin él.

Monmartre bajo la lluvia. 1897. Pierre Bonnard

Comentarios