Ansiedad positiva

Pensaba en la ducha sobre tipos de ansiedades. Positivas y negativas. Últimamente tengo de las primeras. Quiero, por ejemplo, comprar libros. Ir, antes de que sea demasiado tarde, a la Feria. También quiero leer. Empiezo, en una cafetería de las de pasteles en vitrina y periódicos atrasados, Un amor imposible, de Christine Angot. Demasiado detalle irrelevante antes de llegar a nada. Me cuesta leer. Esa ansiedad. Decido dejar de leer en un momento, además, en que la trama me confunde. Decido no ir hoy a la Feria, decido volver a mi escritorio, ¡tan solo una hora!, ¡basta de vida social!, y la ansiedad, positiva, se desinfla al ritmo de Music for 18 Musicians, de Steve Reich.

Comentarios

  1. A veces me pasa que creo que he perdido el gusto por la lectura. Pero cuando encuentro ese-libro-que-tenía-que-leer, me convenzo de que el problema no era yo. Antes me daba pena dejar libros sin terminar. Ahora recuerdo cada día lo que me decía una chapa que perdí: "So many books, so little time". Encuentra tu libro y dale.

    Dos cosis más: 1. Espero que los atrasados fueran los periódicos, no los pasteles. 2. Si quitas la coma, la frase queda perfecta: "Tan solo una hora basta de vida social".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaja, los pasteles no estaban atrasados... Y, sí, me gusta esa idea de la vida social como dosificada... : )

      Eliminar

Publicar un comentario