El buen español

Habla Marcel Dubuisson en su Manual del buen español (ediciones Plétora, Barcelona, 2008) de los requisitos que ha de tener el habitante de dicho país del sur de Europa para sentirse un ciudadano de honor. Una especie de mano de Fátima versión ibérica que, por desgracia, no llegó a cinco porque el autor murió al caerse por un risco durante unas vacaciones en Tenerife y dejó inconcluso su ensayo. Una revista especializada publicaba estos días, en el décimo aniversario de su muerte, tres de esos cinco puntos del pentálogo del buen español (en diversos coloquios digitales se llegó a decir, con la boca pequeña, que el cuarto punto era viajar a al menos una de las siete islas canarias, pero no hay consenso, menos aún en la comunidad balear).

1) Leer el Quijote
2) Peregrinar una vez en la vida a Santiago (camino francés completo, saliendo desde Roncesvalles)
3) Correr un encierro de los Sanfermines de Pamplona
4) ... 
5) ...



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares