Scriptorium

Toda la mañana perdida en Hacienda, que no sólo me exige pasta cual buitre carroñero, con perdón para los ecolós, sino que me roba tiempo. Sensación de vivir en la Rusia comunista pero sin comunismo, o sea, sólo dar. Y, mientras, que si las guarderías infantiles o las escuelas guarderías y la madre del topo. Váyanse a tomar por el culo todos ustedes. Por fin en mi escritorio, hasta la próxima parada social, porque cuando no es un cumpleaños es una presentación o un compromiso o esto y lo otro. Deseos de irme no ya a Lanzarote donde al final, sin quererlo, me surgió una cuadrilla, yo que he despotricado del cuadrillisimo toda mi vida; aunque tenía su lado práctico pues nos veíamos sólo los miércoles y los sábados, así que lo mismo me monto una cuadrilla en Madrid, para quedar los miércoles; no irme a Lanzarote, decía, sino a la Sierra, me bastan cuatro paredes y wifi. Por fin en el escritorio, digo, y ojalá pudiera estar aquí treinta días con sus treinta noches. Sin comer, sin beber, sin ducharme, sin cagar, sin mear, sin eyacular, sin dormir. Porque comer y beber me exigen generar euros, ir a comprar esos alimentos, manchar cacharros y cubiertos (tengo que comprar cucharillas por cierto) y vestirme porque, aunque mi vestimenta es cada vez más la misma, acaba manchándose u oliendo a mí, que es un olor un tanto de monotonía, de zanahoria y burro, aunque la zanahoria llegará, pero mientras yo me quedaría aquí, sin dormir tampoco, trabajando en mis cosas, arar y orar, soy un monje y el resto me la pela. Dejadme vivir. Amén.

Comentarios

  1. Si tuvieras los huevos o la imprudencia de aconsejar profesión a un tipo que le gusta leer y escribir, por este riguroso orden, de qué curro se trataría. Un placer leerte por todo lo demás.

    ResponderEliminar
  2. Un comentario! Qué maravilla. Pues no sé, quizá algo relacionado con los idiomas, profesor de francés. También puedes buscar curro en una editorial o montarte la tuya propia ; )

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares