Cierto cuñaísmo

Detecto en Josep Pla un amor para la cita tumbativa que me genera cierto rechazo. Como si anidara dentro de él un cuñao, el primer cuñao, figura que encarna todos los males de la tertulia, es un decir, española: el senteciosismo y el ostentar que se sabe más de lo que se sabe. Releo Viaje en autobús, que Destino ha publicado en una graciosa edición amarilla que cuesta menos de tres euros, y doy con un comentario que sintetiza muy bien esto que digo. Que, básicamente, es un error viajar porque los jóvenes que viajan, que se van de conciertos por los pueblos, vuelven más tristes a casa tras el viaje, por lo tanto lo que hay que hacer es  quedarse quietico en casa y sin rechistar. El problema es que no lo dice como una verdad literaria, poética, sino que lo suelta como una máxima científica. Y se queda tan a gusto. Luego llegarían Cela, Umbral y los actuales cipotudos a hacer lo mismo. Todo muy español, si se quiere, por cierto. 

Comentarios