Morir por un día

Todos deberíamos morir por un día. Para volver de nuevo a la vida y comprobar cuán importante era esa persona para nosotros, cuanto la queríamos. Y la queremos.

Comentarios

Entradas populares