Teoría del tenis

Durante mucho tiempo confundí cada punto perdido con un juego, quizá un set, incluso, ay, el partido perdido. Pero sólo era un punto. Me costó aprender que el punto lo puedes remontar, y el juego y el set. Y que el partido no acaba nunca. Y que si no te gusta el tenis también puedes jugar a bádminton. O incluso salir de la cancha. Pero es más divertido jugar. 

Comentarios

Publicar un comentario