Viejos del siglo XX

Los viejos del siglo XX no es que fueran viejos: se volvieron viejos. Llegaron cansados al final de sus vidas, que vivieron bajo plantillas prestadas. Derrotados, se retiraron de la escena, esperando poco a poco la hora de su apocado mutis.

Comentarios