Regla básica

Una estrella del rock nunca debe confesar, on stage, que está nervioso. Se convierte en uno más de nosotros y no en esa estrella que queremos ver. 

Comentarios