Romantic Works

Quizá el día más romántico sea el martes, dice Petrichor Poqué en su dietario inédito Alta Suciedad. «Un día oculto, casi olvidado en el calendario, que, cuando se le proporciona el brillo necesario, como cuando se da de comer a un perro pulgoso, resulta agradecido, pleno, luminoso». Y todo lo que se hace en uno de esos martes, añade, entra sin dilación en una caja secreta coronada por dos iniciales: BM.

Comentarios

Entradas populares