Preocupación

Sobre la cantidad de tralla que podemos someter a nuestro hemisferio izquierdo y si las labores netamente intelectuales no deberían estar limitadas a unas pocas horas del día, siendo su abuso una materia poco menos que penada por ley, autoridades sanitarias, unidas con los profesionales de la felicidad, mediante.

Comentarios

Entradas populares