Dinero

Veo una foto de Joey, creo que se llamaba Matt Leblanc, cuando era una estrella por su papel en 'Friends', al volante de un coche, con un tipo, pasando la tarde, despreocupado, quizá aburrido, pero con una sonrisa de triunfador en horas bajas. En Estados Unidos, el triunfo se mide por el número de ceros de tu cuenta corriente y este tipo tendrá unos cuantos. Pienso entonces que el dinero es como una sombra invisible que todos tenemos y que tiene una relación directa no sólo con nuestro estado de ánimo con la posibilidad de hacer más o menos cosas. No tanto con la posibilidad de ser feliz, sino de hacer más o menos cosas. Se trata de tener, al menos, garantizados uno de esos ceros para poder hacer al menos la cosa básica: comer. 

El misterio sobre la cuantía de la cuenta corriente de cada cual es inherente, pues, al ser social. No hay transparencia que valga, porque uno puede revelar su signo del zodíaco, pero no sus posesiones, dinerarias, en ladrillos. Por eso se queda alguien un poco en bragas cuando, al meterse por ejemplo en política, le señalan la cuantía de su fortuna, como le pasó al exeditor Jorge Lago cuando se metió en Podemos. 

Todo esto para decir que la igualdad no existe, y que esta sólo se da mientras uno es menor de edad, y tampoco, porque también fardábamos unos de zapatillas Nike y nos reíamos del que gastaba Paredes, Kelme o Juma, nombres ya de por sí cutrongos. Todo esto para decir que el dinero lo corrompe todo, ya cuando existe y provoca recelos porque el rico paga la supuesta holganza del pobre, ya cuando no lo hay, pues el oprimido querrá defecar sobre el puro del rico. La idea de una gestión del dinero a lo comunista, pero no a lo URSS, sino como la que se practica en los centros del Opus Dei, aunque por otra parte es parecida a la soviética. Y que este capital fuera administrado por un poder equilibrado y sensato en función no ya de tus gastos, sino de las necesidades que precisaran tu realización personal y tu aportación beneficiosa al bien común. Y esto pasa a veces en la socialdemocracia, pero de una manera tan verde y embrionaria que apenas tiene relevancia.

Comentarios

Entradas populares