Casamuseo

Siempre que uno acude a una casamuseo vuelve con datos nuevos, que cambian en buena medida la idea, normalmente demasiado romántica, que se tenía del autor. Quizá, si uno es mitómano, no debería conocer esas casas, puesto que muestran a un humano y no a ese ser sublime sin interrupción que uno imaginó. A mí, por la razón que sea, ese cotilleo culto, como el que tiene el lector de diarios, me gustan las casas museos. Me gustó ver, hoy, el lugar exacto en donde murió Jose Saramago, la mañana del 18 de junio de 2010 y conocer el dato, que en verdad ya tenía medio en mente, pero los datos se corroboran cuando uno ve las cosas, de que en realidad no vivía sólo con su mujer en Lanzarote; pared con pared vivían, y de hecho viven, en la casa de Tías, la hermana de Pilar del Río y su marido. 

Comentarios

Entradas populares