Hemisferios

Llevo un buen rato dibujando, absorto, garabatos en mi cuaderno de notas periodísticas, cansado de tanta palabra. Son dibujos sin aspiraciones, así que los hago con el hemisferio derecho. Me gustan, dentro su falta de aspiraciones. Conozco a un dibujante profesional en cuyos trabajos veo el tic del hemisferio izquierdo; me gustaría decirle  que lo corrigiera. Que dibujara sin la razón, sin querer dibujar bien. Se quitaría así cierto toque amateur que pesa en la mayoría de sus trabajos. Porque el artista amateur trabaja reconcentrado, y no deja que las musas hagan su labor que, como nos enseña el yoga, debe llevarse a cabo con suavidad y firmeza. El agarrotamiento no produce nada bueno. Y me pregunto si se puede escribir con el hemisferio derecho, en lugar del izquierdo, que es lo suyo. Aquello de escribir sonámbulo, que decía Muñoz Molina. Entiendo que el dominio literario pasará por eso.

Comentarios