1950

Veo el final de Apartado de Correos 1001, película española de 1950 de sorprendente factura hollywodiense, cine negro, gángsters con botines blancos. Me interesa sobre todo por ver la España de 1950. El cine es una máquina del tiempo. Dos mujeres juegan a frontenis en lo que entiendo será el Beti-Jai. Todo tiempo es una muerte de una época y el nacimiento de otra nueva. Un funeral y un parto. Toda época es un arrastrar los fardos del pasado y un dejarse deslumbrar por los relumbrones del futuro hecho ya presente. Pienso, en ese mejunje, en mi abuelo León, testigo biográfico del siglo XX. En 1950 tenía cuarenta años.

Comentarios

Entradas populares