Esquife

Hoy soñé que era un esquife, último en el escalafón de las embarcaciones. Una chalupilla humilde, que sirve para acceder a otras, que nunca verá mayores mares que el del charco donde pasa sus horas, 

en compañía de esos peces domésticos de cortas miras, 

con el vaivén ya hecho rutina de las subidas y bajadas de las mareas 

como único recordatorio de las aventuras que hay 

más allá del puente 

que va a la bahía.

Comentarios

Entradas populares