No se puede

A veces, simplemente, no se puede. No hablo de cambiar el país, que está visto que con un electorado borreguil y cobarde, en general, está difícil, sino de salir a flote. Cuando por fin parece que todo sopla a tu favor, zas en toda la boca. Se podrá alegar que es culpa de uno, pero también que no es picaresca, sino necesidad. Y que ese uno está bastante hasta los cojones. Sobre todo, porque se necesita cierto entusiasmo para escribir. Pero, cá, no me joderán en lo más sagrado. 

--

Hoy: 1371 palabras. Y van ya 12.356

Comentarios