18.11.15

Tensión

Una cosa como de músculos internos del magín que tiemblan como trémulas cuerdas de ascensor viejo y que impiden cualquier trabajo mental. El cerebro que exige no sé si su cuota de vacaciones, de restablecimiento hacia un nuevo estatus, en este caso laboral, de hombre de nuevo sin horarios ni compañeros de trabajo, que sin duda es lo mejor de cualquier trabajo, pero que le tiene a uno como dominadito. Quizá el demasiado café, la botella de vino rioja malo de ayer con R., el exceso de haber tensado en demasía ese músculo en los últimos meses, creyéndolo que uno hará todo mejor, más rápido, más eficaz. 

Hablaba el otro día con un amigo sobre las niñeras sudamericanas y como su, generalización mediante pero aquí no nos lee nadie, exceso de celo las hacía menos eficaces que las españolas. Una manera de querer estar a todo, y de ser la mejor profesional en su gremio, que al final se traduce en algunos despistes, o incluso errores que, también por no querer defraudar, se omiten o comunican mal. La niñera española, generalización de nuevo mediante, es más directa, llana, adusta y simple. Menos sensible, también, al tono seco español que al otro lado del charco puede resultar agresivo siendo, sin más, como es. 

Pues bien, yo diría que soy más del tipo niñera peruana.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs