Vida literaria

Hablando anoche con Javi Serena salió el tema de que un escritor debe ser coherente con su vida y su literatura. Una alimenta la otra. Si una es rica, la otra lo será. El resto son novelas de aeropuerto. Citó Serena a Borges, porque a su manera su literatura era reflejo de su vida. De bibliotecario. Pero de bibliotecario mentalmente activo, audaz. La idea, estimulante, ilusionante, de que la vida literaria no implique una entrega radical a una existencia a lo Bukowski.  

Comentarios

Entradas populares