El abuelo León

el abuelo León se quedó sin pierna un día de abril de 1937

en el frente de Tolosa

del bando nacional

tuve una foto de aquel lugar, 

dos piernas aún, 

en mi cuarto adolescente

no perdió la vida de milagro

pero la extremidad cayó por el corte más sano

al despertar de la anestesia

pidió una bici 



hoy me increpó un gilipollas en el Retiro

por mi camiseta republicana

disfruté con la idea, 

estúpida, 

pero fieramente humana, 

de darle una hostia, 

y de que, 

al devolvérmela él, 

rindiéramos tributo a todos los abuelos

sobre todo aquellos como el mío

cuya condición de víctima o verdugo

es tan difusa como el polvo del rebaño


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares