1.9.15

Aventura

Se refiere Pablo d'Ors a Charles de Foucauld como alguien que cultivó la aventura. Y destaca esa palabra en su charla. Se nos hace raro pensar en un religioso como alguien aventurero, pero sí. Ahí está ese san Francisco Javier y su 'Id por todo el mundo'. Él llegó a Japón en el siglo XVI. 

Empiezo a pensar que la aventura sea el único vehículo en el que sentirse cómodo. La aventura como destino incierto. Como ventana abierta a lo inesperado. Claro que la propia vida, en su vivirse, ya tiene algo de aventurero. A Stephen King lo atropelló un camión en su paseo diario de cinco kilómetros. Una enfermedad rara te puede sobrevenir. Quedarse en casa viendo la tele ya tiene algo de aventurero. 

Quizá a la aventura habría que añadirle la libertad. Como si la aventura solo aflorara en compañía de esta, es decir, de una incógnita más o menos constante sobre el devenir próximo. El matrimonio, el trabajo estable, e incluso la estabilidad económica —un rico no podría ser aventurero— serían enemigos declarados de esta vida en aventura. Una existencia que no implicaría grandes gestas físicas ni conquistas de ochomiles, sino el mero riesgo de atreverse a vivir dejando que sea la vida quien disponga y nosotros, obedientes actores que cumplen, dichosos, el guión que se les va presentando.

3 comentarios :

  1. Me has recordado un poco al personaje de Unamuno, Abel Sánchez. Abel no camina, se deja llevar por sus pies, ni elige izquierda o derecha al salir a la puerta de la calle, sigue el halo de las faldas de una mujer o la dirección que acaba de marcar la punta de su paraguas, como si una fuerza superior a nosotros se adueñase de la voluntad de vivir y nos abandonásemos, irremisiblemente, a ser vividos.
    ¿Y en medio de todo eso, dónde hemos dejado nuestra libertad?

    ResponderEliminar
  2. Interesante... Lo he pensado, conforme llegaba al final del párrafo... ¿Y si la libertad fuera en realidad entregarse a esa fuerza superior que comentas y, en esa sumisión, sentirnos más libres y quizá felices?

    ResponderEliminar
  3. Libertad es seguir una huella
    sin dejarse vencer por el miedo
    y soñar las canciones más bellas
    porque en las estrellas
    sueño cuanto quiero.

    Libertad es sentir hasta pena
    por los pobres con mucho dinero
    Libertad es salir a la escena
    y ver que está llena
    de gente que quiero.

    Libertad es saltar por encima
    de las piedras que habrá por el suelo.
    Seguir siempre camino a la cima
    sabiendo que arriba
    te aguarda un te quiero.


    Libertad es romper las cadenas y atarse a la gente,
    caminar con el paso valiente de un bravo guerrero,
    encontrar ese olor diferente
    que sólo se siente
    en el aire sincero.

    Libertad es que digan ¿por qué?
    y contestar: Porque quiero.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs