27.8.15

Miradas salvajes

¿No lo sabías? Mi interlocutora se extraña de esa mi laguna en el curso vitalicio 'Conozca usted a las mujeres' relativo a miradas callejeras. Y lo cierto es que no. No sabía que cuando una mujer que pasea por la calle mira al chico, dentro de una pareja, está forzando un juego nada inocente, un duelo atávico. Busca una victoria mínima pero victoria al fin y al cabo, que habla de cierta competitividad fea de las mujeres, si el chico la mira. Una victoria en cuanto que insinúa que con esa mirada el hombre parece decir que podría estar con ella, con la otra, la viandante retadora, a nada que ella chasqueara los dedos, y que si está con quien está es por una cuestión meramente circunstancial que no debería suponer un obstáculo si la viandante se propusiera con afán birlarle la pareja. 

2 comentarios :


  1. Como mujer, jamás se me ha ocurrido retar a otra en esas cuestiones, echándole miraditas a su chico, me parece entrar en un juego de hembras algo patético.
    En cuanto a esas miradas, pues hombre, depende de la mirada... A veces se mira a algunos diciendo: con semejante especimen no estaría yo ni loca. Pero en esas miradas de desaprobación, los hombres rara vez se dan por aludidos, creen que son lo más de lo más.
    Según vaya vestido, según hable, según pose... No todo son miradas de "fóllame" o "te follaría". Cuidado con la interpretación de ciertas miradas, no sea que lo que se esté rifando sea la bofetada o un "¡¿pero tú de qué vas, colega?!"

    ResponderEliminar
  2. Se podría escribir un libro más gordo que 'En busca del tiempo perdido' en todo lo concerniente a miradas femeninas...

    Por cierto, me alegra saber de tu existencia :)

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs