Vestuarios

En las piscinas, en los centro polideportivos multifuncionales, de las grandes ciudades, ya sean animosas como Madrid, reina un silencio posmoderno. Un silencio de soledades y de nodos humanos que no se tocan en esa red quizá fracasada que es toda gran ciudad. Qué distintos de los vestuarios de provincias, en donde siempre hay un par de viejos en pelotas haciendo chascarrillos que escuchan el resto de los concurrentes con cierta curiosidad de cotorra de toda la vida. 

Hay que volver al club. A las grandes ciudades les faltan clubes, sociedades, todo se desparrama y el silencio de los vestuarios se oye demasiado. Un club hípster tendría éxito. Vetada la entrada a chonis. Y a Groucho Marx.

Comentarios

  1. ¿Posmoderno? ¿Deshumanizado? ¿En algún contexto son intercambiables?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares