Componer

El sábado 18 de julio de 2015 terminé de componer mi primera canción. Tenía ya el estribillo, que también completé, y añadí luego esa parte de las estrofas. Está dedicada a Giordano Bruno, que ardió en las llamas por pensar demasiado, y además expresar sus pensamientos. Murió un 17 de febrero de 1600, cuatrocientos años antes, extrañas casualidades, que mi madre. 

Quizá el secreto de la música, el arte de la composición, sea ir en dirección contraria a la creación literaria, tan regida por el hemisferio izquierdo y sus limitaciones. Ir a lo sencillo. Evitar la ramificación, la adenda creativa, ser un sedentario, digamos, del acorde, y construir a partir de ese asentamiento la música. Puede que yo escapara, buscara demasiado lejos cuando la fuente estaba mucho más cerca. 

Puede que la literatura también sea eso, quedarse en el misterio, en lo desconocido, y pulsar el alma.

Comentarios

Entradas populares