Falsa publicidad

Pasar por un kebap, en la calle de la Cruz, que dice que venden el auténtico kebap a la brasa, a la manera antigua. Fijarme, desde las ventanas, que es un puto kebap normal y corriente. Pensar en la mentira, en el fraude, en la trampa descarada. Pensar en entrar y hacerme pasar por un funcionario de la Verdad Publicitaria y amenazar con cerrar el chiringuito como no retiren en 24 horas esa miserable trola. Sentir algo mitigada cierta ansiedad de la mañana.

Comentarios

Entradas populares