Obligación

Escribir por mandato, aunque sea el de uno mismo, devalúa el ejercicio de escritura. Pero también es inevitable no escuchar esa pulsión que te invita, o fuerza, mejor dicho, a escribir. Un equilibrio entre obediencia y rebeldía puede ser interesante.

Comentarios

Entradas populares