La lectora

Cuando le pregunto si nos conocemos de algo me confiesa que no, pero me dice que es admiradora de el náuGrafo. ¿Desde cuándo, pienso? ¿En esta nueva etapa en que escribo para nadie? Por un lado me alegra, hacía tiempo que nadie se refería en esos términos a este blog que en su día tuvo su pequeña gloria digital. Por otro lado, me inquieta volver a ese escribir para la galería de la que se lamenta Uriarte. Esta entrada ¿la habré escrito para ella?

Comentarios