Baile

No es buen símil de la vida en cuanto que para el cambio de pareja necesitamos un periodo, a veces excesivamente largo, como un castigo del árbitro del amor.

Comentarios

  1. No hay más árbitro en esto que el peso del poso de ese amor que se acaba, y ese peso necesita su tiempo proporcional.
    Luego, cuando ya hay perspectiva suficiente, esa distancia necesaria para abrir ángulos, seguro que no nos parecerá ni un tiempo excesivamente largo ni un castigo, si así se siente es porque todavía, de alguna manera, "algo" sigue latiendo en algún riconcillo de nuestro cuerpo (que es la piel en donde habita el alma, claro).

    Abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario