28.1.15

Reflexión flemática

Me levanto con la garganta algo pesada y escupo en el baño una flema como de arena conglomerada, un concentrado de residuos respiratorios quizá infectados o dolientes de algún que otro exceso: alcohol, calor artificial, ansiedad. 

La veo sobre la superficie blanca del lavabo, porque nada gusta más al ser humano que comprobar sus propios desechos, una contemplación lamentable pero que tiene algo de triunfo, de constatar que la maquinaria, manque achacosa a ratos, sigue su curso, sus funciones en marcha, estoy vivo y tú no. Veo ese trozo de mierda viscosa sobre el lavabo y acciono el grifo en toda su intensidad. Se resiste a sumergirse en esas sórdidas cloacas y parece querer agarrarse con uñas y dientes, estirada hasta el extremo, a la por otra parte deslizante superficie del lavabo Roca. Asisto a toda esa épica que en realidad no es tal, porque si habláramos de una cucaracha que trata de salvar el pellejo aún, pero no de esa flema que da signos de vida, de dignidad, que trata de engañarme. Tampoco: no quiere hacer nada.

La idea, lógica, de que todo sea así, una gran y aséptica ilusión óptica. El deseo, lógico, también, de rebelarse contra ello. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs