31D

Veo a la gata que a menudo me acompaña y su necesidad de acumular experiencias para tener motivos para dormir, algo que rumiar, algo que masticar, un ponerse en armas contra la rutina, una lucha a uñas y dientes contra la molicie. Mientras lo consiga, estará viva, sana, con ganas de despertar para enfrentarse, con la sombra amenazante de Sísifo, al mismo reto. Podrá ser una ganadora o una perdedora en vida. Igual que nosotros.

Comentarios