29N

En Cataluña, la Justicia se canta en la lengua de Cervantes. Los juicios son en español, las sentencias en castellano y las condenas en román paladino, que diría un castizo. "El 97% de los juicios que he tenido han sido así", me confirma un veterano abogado. En un tiempo en que la marea del catalanismo usa la lengua como principal punta de lanza y parece impregnar todos los estratos de la sociedad catalana, un ámbito se mantiene como en tiempos de Franco. Si alguien no conoce el catalán, el juicio no puede llevarse a cabo en esa lengua. Al final, la gran mayoría son en castellano. 

Me cuenta el abogado, más amigo de pronunciarse en castellano, lengua que domina mejor que la otra suya, natural, con la que se comunica con su mujer, que en más de una ocasión en que se ha arrancado en catalán se ha encontrado con algún miembro de la sala que no se encontraba cómodo en esa lengua.

En otro momento de la charla, me comenta algo que ya sabía, pero que no deja de tener su cosa: si en ciertos lugares de Cataluña te manejas en español, te consideran directamente "de derechas".

Comentarios

Entradas populares