19N - La pala

Hay una cita, quizá inventada, de Churchill. Son tiempos de guerra y le instan a reducir el presupuesto de cultura para aumentar el dedicado a la guerra. ¿Para qué luchamos, entonces?, dicen que dijo.

Me he acordado de ciertas familias, de ciertos cabezas de familia, de ciertas madres coraje, siempre ocupados, siempre con la lengua fuera, ulcerados. Lo suyo es un continuo relegar los asuntos importantes en favor de los urgentes. ¿Para qué trabajan? ¿Para qué viven? Para qué luchan. 


Quizá si se lo preguntaran en serio no tendrían fuerzas para mantener esa lucha que, a la postre, es lo único que les da fuerzas para levantarse de la cama. Es su mayor tesoro: la pala con la que cavan día a día su tumba.

Comentarios

  1. Terrible pala. Uf, hace tiempo que no me gustaba tanto algo que leía.
    Make

    ResponderEliminar
  2. Si no es indiscreción, ¿por qué dejas sin interrogaciones el último "Para qué"? ("Para qué luchan").
    Me llama la atención porque en los anteriores si las has puesto.

    ResponderEliminar
  3. Lo de Churchill es bonito, pero tiene toda la pinta de leyenda urbana.

    Con respecto a la construcción de un superacelerador de partículas en Estados Unidos, ante la pregunta de si la astronómica inversión ayudaría a mejorar la defensa del país, alguien respondió que no, pero que haría que mereciera ser defendido.

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias Make!

    Homo, me pareció un toque Lubitsch curioso, como un cambio en el tono, sin perder el carácter retórico de la pregunta.

    Y, sí, habría que contrastar lo de WC, jajaja (Winston Churchill, no había caído en esas delicadas iniciales).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario