3.10.14

3O

Aunque te dije que te mantenías a flote sin tabla de salvación, quizá no fuera exacto. La tuya era y es la alegría. Una alegría, trabajada con tesón hasta su conquista, en la que me gustaba subirme, sintiéndome a salvo yo también. Hacíamos, entonces, un buen equipo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs