27.10.14

27O - El ajo mágico

Parto un ajo en laminillas. Pienso en ese ajo. Es un diente de una bolsa con varias cabezas, azuladas, que compré a un euro a una señora gitana en la plaza de Antón Martín. Estas señoras, con su carretilla de productos de alguna huerta fuera de toda ley, me generan dilemas. Me gusta su pintoresquismo, pero me sale una vena no sé si fascista en el sentido de orden que me invita a esquivarlas, porque no hacerlo es dar alas a la economía sumergida, y al cabreo del resto de los comerciantes del barrio, que a diferencia de la señora gitana, sí pagan su morterada de impuestos.

Parto el ajo en laminillas, antes de echarlo en el perolo de arroz, y pienso que ese ajo no procede de gigantescas y deprimentes factorías de producción en serie sino de un huerto mínimo y cochambroso en esos arrabales a los que no van ni los Barojas modernos, y en ese ajo se encuentra la esencia de ese Madrid que ya no existe. Ese ajo cultivado a la buena de dios en un campito libre me une a otro mundo, muerto ya, sin el barullo de la hiperregulación, un mundo en el que le comprabas el producto al productor, y hasta podías intuir su proceso. 

Quizá no haya muerto del todo. Ahí aguantan, numantinas, las lechugas de la Magdalena, en la ribera del pamplonica río Arga. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs