27A

La idea de que no exista la ideología, sino solo ideólogos, con sus diversos intereses, normalmente vanidad, poder y dinero, que logran atraer a esas tablas rasas que simpatizaron con esa ideología porque simpatizaba la gente que parecía importante.

Comentarios

  1. Creo que los gobiernos no se deberían regir por las ideologías, ni los votos, sino ser órganos con representación de todos los partidos del Congreso de los Diputados y solucionar problemas prácticos con acuerdos comunes. No debería ser tan difícil, si hubiera interés real por mejorar las cosas más allá de intereses de partido y de personales maneras de ver el mundo. Pero quizá sea utopía. Ela.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares