7.2.14

Rituales cotidianos

Así se llama el libro, Rituales cotidianos, surgido de un blog dedicado a las manías y chorradas diarias de los escritores que leían cuatro gatos hasta que la revista Slate lo catapultó al éxito de la blogosfera. Y de ahí, al libro, editorial Taurus, firmado por un tal Mason Currey con cara de Micah P. Hinson de las letras. 

Lo adelantan en la revista QuéLeer y voy a poner por aquí algunas curiosidades sobre escritores y rutinas que me han hecho gracia. 

Francis Scott Fitzgerald

Escribió una novela de 120.000 palabras en tres meses. No está mal. Diré que en los últimos treinta días le aguanto el ritmo, con dos proyectos que llevo a la vez, de más de 20.000 palabras cada uno, a día de hoy. La cosa es mantenerse, claro. Y que de ahí salgo algo legible. Veremos.

En su vida en París, se levantaba a las once y empezaba a intentar a escribir a las cinco de la tarde, trabajando sin parar hasta la madrugada. No tenía Facebook, ni Twitter. Su media habitual era de unas 7.000 u 8.000 palabras por sesión.

¿Y las palabras que dejamos en redes sociales y blogs? ¿Y los artículos? 

Ernest Hemingway 

Amigo de las primeras horas de la mañana, al filo del amanecer, cuando todo es silencio y no hay nadie que te moleste. Tampoco tenía Fabebook ni WhatsApp. Escribía de pie, como todo el mundo sabe, y a lápiz, pero nada de veinte lápices a la vez, como se encargó de desmentir a The Paris Review
Cuando visité su casa de Finca Vigía, en las afueras de La Habana, fotografié ese singular rincón. Había algo de magia en ese pequeño metro cuadrado, tan poco solemne, prieto incluso entre la pared y la cama. Imaginé ratos de holgazanería, o de mero descanso, tras esa experiencia de "vaciarse", pero un vacío lleno al mismo tiempo, aclara, como cuando se hace el amor con amor. 

Fue un campeón de las resacas: aunque hubiera estado pimplando hasta altas horas, siempre se levantaba pronto para escribir. Lo cuenta también la que fuera su nuera, Valerie Hemingway, en la muy recomendable biografía Correr con los toros


Escritorio de Hem, en Finca Vigía. Foto: el náuGrafo, mayo 2009.
Interesados en aquellas andanzas cubanas, pinchen aquí


Patricia Highsmith

Tenía tantas ideas como orgasmos tienen las ratas, dice en el artículo, así que lo suyo era más una criba que un penoso bajar a la mina creativa. Le daba bastante al vodka, para "reducir sus niveles de energía". Interesante eso de aplacarse un poco. La comida le daba igual y su dieta básica era beicon, huevos fritos y cereales, o esa, la clásica basura grasienta anglosajona. Todo a deshoras.

En un día bueno, solía sacar unas 2.000 palabras. 

Günter Grass

Como Hemingway, siempre de día. A las siete en punto de la tarde deja de escribir hasta el día siguiente. En marzo de 2003 le pedí un autógrafo, aunque no había leído una obra suya y sigo sin hacerlo, en la Sala de las Columnas del CBA. Fumaba en pipa. 


Aquí la firma de alguien que pasó por las S.S.
 

Haruki Murakami 

Este es un campeón de la competición que cuando escribe se levanta a las cuatro de la mañana y trabaja hasta seis horas seguidas. Después, se dedica a gestiones varias sin importancia y se acuesta a las nueve, como un niño bueno. En un rasgo de personalidad casi enfermiza, asegura que lo peor de estos hábitos es que te deja sin vida social, falta que excusa diciendo que lo principal son sus lectores, que no le perdonaría que su obra siguiente fuera peor que la anterior. Cuánto daño ha hecho el espíritu de superación. O no. 

Martin Amis

De los reseñados, quizá el que más simpatía me genere. Va en coche a una especie de oficina (interesante dato: ¿por qué los escritores no tiene su atelier fuera de casa?), que está apenas a un kilómetro de su casa. Ahí pasa toda la jornada, pero procrastinando como un señor; con sacar dos horas válidas, de once a una, se da con un canto en los dientes. Después, leer, jugar a tenis o billar. "Creo que la mayoría de escritores se sentirían muy felices con dos horas de trabajo concentrado", dice.


Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs