17.2.14

El emperador de las aceras

Con una autoridad que él mismo se otorgó, decidió poner orden en lo que para él era un sindiós de proporciones descomunales: la anarquía de las aceras. Con un silbato y una porra, iba soltando golpetazos a todos los que infringieran sus normas, recogidas en su particular estatuto del código vial del peatón, del que estaba redactando el primer borrador. 

Porra en ristre, amonestó a los grupos de fumadores que se agolpaban a la salida de los bares y taponaban el paso a los veloces peatones. Sancionó a los que, en el metro, circulaban por el lado izquierdo, impidiendo el correcto flujo de las masas humanas. También castigó a los despistados que se colocaban en dicho lado, el izquierdo, en las escaleras mecánicas, porculeando al resto de viajeros con su catetez móvil. Propinó un puntapié a un jubilado que se quedó parado, sin previo aviso, en plena acera de la calle Relatores. Por si fuera poco, le abroncó de la siguiente manera: 

¿A usted se le ocurriría parar su vehículo en la autopista de la misma manera que se ha detenido usted en plena vía pública?

Su filosofía, radical para algunos, no podía tacharse de arbitraria: abogaba por una educación vial para el peatón similar a la que se le exige para el conductor. Impulsó una recogida de firmas digitales para que se concediera el carné del peatón a los mayores de 12 años, tras un exhaustivo examen teórico-práctico. En caso de suspenso, confinamiento en un centro habilitado en las afueras de Paracuellos del Jarama hasta que se asimilaran las normas básicas de circulación peatonil. Descargas eléctricas/bombones Mon Chéri era el método pedagógico que propuso al Defensor del Pueblo.

Este reformista urbano, con métodos algo fascistoides, habría llegado probablemente lejos en su afán aleccionador. Pero no llegó ni a la esquina de su calle, porque al intentar sortear a una vieja con el carro de la compra que caminaba por el carril invisible equivocado, le atropelló un camión de productos ultracongelados. 
La marca de sus sesos machacados contra el asfalto fue pisoteada durante semanas por no pocos peatones que cruzaban esa vía a la torera, ignorando el paseo de cebra situado a pocos metros del aquel lugar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs