aquellos maravillosos años



fueron años ásperos

plagados de malas noticias

en los que no podías compartir

con nadie

tus impertinentes

y extemporáneas

buenas noticias




Entradas populares