Amor pixelado


(un análisis crítico(n) y en clave masculina a las redes de ligoteo)

Este verano, en la molicie existencial a la que invita todo agosto, me apunté a una web de ligoteo de la que me hablaban amigos de confianza:adoptauntio.com.
Era, es, gratis y, por lo que contaban, “había gente interesante”. Ya el diseño me atrajo, más parecido a la estética de Instagram o de eso que ahora llaman desdeEl País el Malasaña Style que, fíjate, pues puede que exista. Sexista. Algo. ¿Adopta un tío? ¿Y si fuera al revés? Adopta una tía. Es un debate en el que no entraré aunque confieso que me di de baja a los pocos días previo mensaje muy digno a los señores organizadores de la página en el que les comunicaba mi baja por lo   denigrante del concepto de la web. Pocas horas después había reactivado mi cuenta. Los tíos somos así. En el caso de esta página, conviene explicar que son ellas las que eligen, y que el único poder el hombre es mandarHechizos, para llamar la atención de la chica que les interesa. Si hay suerte, ellas te incluirán en Cesta y se podrá establecer una conversación vía chat interno.
Mi relación con estas páginas, en las que he picoteado de vez en cuando porque como dijo Terencio  nada de lo humano (y menos lo femenino) me es ajeno, es peculiar. Lo noto en cuanto llega la hora de rellenar el formulario, presentarse,venderse. ¿Hay que tomarse en serio este juego? Me sale un tono cínico, una cierta superioridad moral, un pssss, bueno, yo estoy aquí por hacer el tonto. Y puede que así sea. Me parecen un laboratorio tan interesante que no entro buscando a la mujer de mi vida, sino atraído por las posibilidades que te puede dar esta especie de catálogo Venca del amor. Una de ellas, quizá la más importante: conocer gente de otros ámbitos, otras edades, otras nacionalidades, otras culturas, otras razas. Sin salir de casa. No deja de ser fascinante y, cuidado, hasta adictivo. Forma parte de ese vasto universo de las distracciones que hay que poner a raya y me tomo la libertad de enlazar un texto al respecto que publiqué recientemente en mi blog. Que no te dominen las redes, de ningún tipo.
Patiperreando por estos escaparates de la seducción virtual, aprecié una serie de rasgos que se repetían en muchas chicas, esas chicas supuestamentemalasañeras, con carreras universitarias molonas, en las antípodas de la poligonera media que uno puede encontrar en otros caladeros del ligue digital como Badoo o incluso Meetic, donde deberían colgar el cartel de Se reserva el derecho de admisión o contratar a un par de gorilas pixelados que intimiden.
Eran dejes, rasgos de personalidad, lugares comunes muy comunes, que ya había detectado en otras webs de contactos personales y que siempre me han generado un cierto rechazo. Un escaparate de este tipo podría decirse que está para señalar la diferencia de cada uno, lo único e irrepetible que es cada cual, pero en lugar de eso uno se topa con perfiles casi clónicos entre sí.
Primera reflexión: ¿Es que no hemos aprendido nada de la era del marketing y del consumismo en que vivimos? Si quieres triunfar, diferénciate, no seas como los demás, acentúa tu brillo, tus puntos fuertes. Pues no, excepto algunas mujeres en posturas acrobáticas y marcando canalillo con la clásica y espeluznante foto de cuarto de baño, apenas he apreciado un arrojo para decir:Aquí estoy yo por mis ovarios y mira cómo molo.
Y esto me lleva a un artículo reciente de la revista Time, en que se hablaba de los distintos comportamientos (decepcionantes y estereotipados) de chicos y chicas en Facebook, y cómo, en el caso de las mujeres, las palabras más empleadas eran “my hair”, “shopping” y “chocolate”, lo que venía a implicar que las chicas querían dejar dos cosas bien claras, según el artículo:
1) Que son guapas y divertidas.
2) Que son como el resto.
Los chicos no salían mejor parados, huelga decirlo, con una mayoría de palabras en las que se encuentran “World Cup” o “Chuck Norris”.
laporte1
Mínimo Común Denominador Socializante Anodino (MCDSA)
En adoptauntio.com he encontrado una serie de patrones que se repiten en los perfiles de las mujeres y que, personalmente, me acaban por irritar, por la falta de imaginación, predecibilidad y ese rasgo de la personalidad cuyo nombre ignoro si existe pero que se define por el creerse original cuando no lo eres. Y vamos con algunos ejemplos de ese síndrome que podríamos bautizar comoMínimo Común Denominador Socializante Anodino (MCDSA).
1) Príncipes azules no, que luego destiñen
Esta frase se repite a modo de mantra en los decenas de perfiles de mujeres que he visitado, lo cual nos hace pensar en el daño que ha hecho la industria de Walt Disney a la mujer común, vendiendo la idea de ese príncipe azul de rutilante media melena dorada y enormes ojos azules que no existe más allá del universo de dibujos animados y los parques temáticos. Resabiadas las mujeres en busca de un tío al que adoptar, dejan claro su rechazo por esos supuestos abanderados del amor embelesado y palaciego, indicando de un modo involuntario, o no, un pasado con no pocos fantoches que les han vendido motos y duros sentimentales a cuatro pesetas.
La insistencia en que ya no se cree en los príncipes azules indica que hubo un tiempo en que se creyó, por lo que podríamos hablar de un perfil recurrente en estas páginas: la mujer otrora idealista que ahora lidia con su desencanto.
Copio y pego algunas de estas declaraciones de intenciones:
No busco un príncipe, de esos ya he conocido muchos y destiñen… Alguien divertido, que sepa reirse de si mismo y que me haga reir. Que le guste el deporte, salir, pero que también sepa tener una buena conversación y, por favor, alguien con los pies en la tierra, aspiraciones en la vida y que sepa lo que es un libro.
No creo en las medias naranjas, en los príncipes azules, en el vestido blanco ni la tarta de tres pisos. No creo en la casa con jardín, el perro y los dos niños conjuntados. No creo en las vidas de anuncio ni en las postales de Navidad.
No busco la media naranja ya q me considero una naranja entera, tan sólo otra fruta con la q disfrutar.
2) Sinceridad y buena conversación
Amigo que buscas compañía para el otoño: Si pones que te encanta hablar (y escuchar, ojo) hasta las tantas de la madrugada y que ante todo eres alguien muy sincero, prepárate a triunfar. En mis pesquisas a lo tío Matt por adoptauntio.com me he encontrado mucho con ese Mínimo Común Denominador Socializante Anodino de no solo describirse como alguien normal y amiga de sus amigas, sino buscar a alguien con esas características que, de tan manidas, saben a aire: sincero, fiel, leal, honesto…
Y yo me pregunto: ¿Acaso alguien busca un mentiroso compulsivo y alguien que se declare un hijoputa así de entrada?
Algunos ejemplos:
Mi ideal es alguien que sea divertido, cariñoso, fiel,
Valoro muchísimo la sinceridad, la transparencia y la humildad.
Que sea educado, culto , buena persona, divertido y mil cosas mas, jajajaa, pido mucho???yo creo que no
Este último comentario, el pido mucho???, es otro elemento recurrente en webs como adoptauntio, lo cual tiene un punto inquietante y no habla bien del varón en general. Culto, buena persona y divertido como algo difícil de encontrar. Quizá la clave está en esas “mil cosas más” que añade esta chica, lo que me invita a lanzar otra pregunta (este es un artículo que, como los buenos libros modernos, sugiere preguntas en lugar de dar respuestas): ¿Realmente una mujer se conforma con alguien sincero, honesto, normal y amigo de sus amigos o la clave está en las “mil cosas más”?
laporte2
Potenciales Tías Coñazo (PTC)
No todas las mujeres que he analizado tienen una expectativas tan accesibles. Las hay exigentes, mucho, y para muestra un botón:
Busco un joven:
- alto sin excederse 
– sensible pero masculino
– con los pies en la tierra y la cabeza también
– que no prometa la luna, jamás la podrá alcanzar y sé que es mentira
– ¡que no meta la pata al hablar!, a veces es mejor estar calladitos, no pienso entrar al trapo.
– divertido pero no un niño, de momento no tengo instinto maternal, gracias. 
– interesante pero no pedante
– sin pareja (de ningún tipo, ni compromisos que se asimilen, ni mochilas, no soy su madre, ni su mejor amiga) 
– honesto consigo mismo y con los demás
– que tenga paciencia con la vida, a todo cerdo le llega su San Martín
Analizando estos perfiles, uno se pregunta si alguna mujer ligará con semejantes prerrogativas. Pero amiga mía, ¡que esto no es un concesionario! Forman parte de lo que podríamos llamar Potenciales Tías Coñazo (PTC) que, conscientes de ello o no, se retratan perfectamente en esta red. Mujeres que hacen sentir al candidato a la adopción como si estuvieran aspirando a la codiciada plaza pública en un Ministerio del Amor donde no se te perdona una y solo los muy cualificados fueran tenidos en cuenta. Eso sí, “yo no me vinculo con nadie”. ¿Mande?
Ejemplo:
 -Busco un valiente que se atreva a demostrarme que es verdad que se puede llegar a tocar el cielo.
-Claro, que eso no es tan fácil de conseguir, ya que me tiene que gustar desde el principio y en general, no me vale con un “la tengo más grande que nadie” o similares, no me interesa cantidad, ni ver miembros genitales de nadie, tampoco quién muestra su intimidad pensando que eso excita a cualquiera y sin condiciones, no busco sólo físico, hay muchas cosas más.
-Por supuesto sin compromisos, no quiero relaciones, novios, exclusividad, ni nada que pueda llevar a ello, si buscas una relación estable o “conocernos y ya se verá”, no soy la persona indicada, porque no me vinculo con nadie.
-A pesar de que yo no ofrezco nada en el perfil, hay unas cuantas condiciones:
- No enseño más fotos sin que antes lo haga el otro (sí, las del perfil son mías), y se tiene que ver la cara perfectamente, vestido, pero que se vea bien, sin gorras, sin gafas… SI NO LA TIENES EN EL PERFIL, ADJÚNTALA AL MENSAJE, y que sea actuales, las de la primera comunión no me resultan interesantes. Sólo fotos NO USO CAM, ni para ver, ni para mostrar.
- No contesto a nadie menor de 29 años, ni mayor de 40.
- Tampoco contesto a nadie que no me guste el texto que me envíe, nada de faroles o comentarios graciosos, no perdamos el tiempo.
- SI TIENES PAREJA, no me des explicaciones porque NO ME INTERESAS, no voy a responder.
- No viajo a ninguna parte, si no vives en Madrid o Guadalajara, y digo vivir habitualmente, nada de gente de paso o que venga esporádicamente, no eres lo que busco, no me interesa gente que sólo vayamos a quedar una vez, no quiero compromisos, pero me gusta gente habitual.
- No admito mentiras, ni medias tintas, ni fanfarronadas, seudónimos, ni similares, si tu perfil pone una cosa y me mandas otra, mal empezamos.
- Si contactamos y no eres lo que busco, te eliminaré, no doy explicaciones de por qué no eres lo que busco, ya somos mayorcitos y deberíamos tener claro para qué es esta página.
- Los mensajes que no reúnen los requisitos van a la carpeta de filtrados y ni siquiera los leo, se eliminan al cabo del tiempo, ésto ocurre con los que no tienen foto, son de fuera de las zonas que he dicho y no están incluidos en el rango de edad que pido, así que si no reúnes esos requisitos ya te aviso que nunca recibirás respuesta porque no llegarán a mis ojos.
- Si no te he contestado o añadido, será porque no me interesas, así que no insistas, que no me vas a convencer. Aunque me guste tu perfil no te agregaré sin que antes tú leas el mío, porque no sé si reúnes las condiciones, hazlo tú si estás interesado.
-Sé que el texto suena borde o cualquier otra cosa similar, pero no me gusta perder el tiempo, ni que lo pierda nadie.
-Y por cierto, estamos en una página libre cuyos únicos requisitos son el respeto y la educación, si me vas a escribir para decirme que soy borde, estúpida, sobrada o similares, ahórratelo y recuerda que no ofende el que quiere, sino el que puede.
Muchas gracias por leer mi perfil.
laporte3
Todo esto puede hacer pensar que estas redes, o al menos adoptauntio.com, es un terreno sin gente interesante, lo cual no es cierto. No hay que desanimarse ante la preponderancia de lo que hemos venido en llamar el Mínimo Común Denominador Socializante Anodino ni por la presencia de PTCs; no olvidemos que la poesía se creó, al menos según Juan Ramón Jiménez, para la inmensa minoría. Dicho esto, el usuario más cultureta se desesperará ante la cantidad de veces que se citan estos libros entre los favoritos de las mujeres apuntadas a la web:
-  Juego de Tronos
-  Los pilares de la Tierra
-  Cincuenta sombras de Grey
-  Cincuenta sombras más oscuras
-  Cincuenta sombras liberadas
-  La sombra del viento 
También hay quien pone en primer lugar La historia interminable, de Michael Ende, lo cual sugiere que hace veinte años o más que no ha abierta un libro. Otro fenómeno digno de estudio es la habitual presencia de un libro español, al margen de mercadotecnias y vampiros, como Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena. ¿Qué tendrá este libro que tanto gusta a tantas mujeres? Me comprometo a salir de dudas y comentarlo por aquí, si el director de esta micro-revista, así lo posibilitare.
Otro fenómeno digno de estudio es la muy frecuente elección de Eternal Sunshine of the Spotless Mind (Olvídate de mí, dir. Michel Gondry, con Kate Winslet y Jim Carrey, año 2004) como uno de las películas favoritas de las usuarias. El porqué de esta elección y no de cualquier otra (Amélie, Memorias de África, Los puentes de Madison) y el porqué del título, complejo y largo, en inglés, es algo que escapa mi limitada capacidad de análisis sociocultural. Quizá tenga que ver con lo apuntado hace unos cuantos párrafos, del artículo de Time: un deseo de ser cool, pero también como las demás, deseo de aceptación, integración. El abrumador éxito de las series modernas (Mad Men, The Wire, The Walking Dead, Breaking Bad) podría tener mucho que ver con esto, al margen de la calidad del producto.
Pero no pierdas la fe, estimado ligoncete de teclado, cuando una chica que te resulte atractiva presuma de cultura y luego escriba cartas de presentación como esta:
Cortazar, realismo Mágico, teatro del absurdo. Gustos músicales eclépticos: clásica, jazz, rock,música de autor,etc.
O con quien no ha colocado una coma bien en su vida:
Soy una chica de 27 años soñadora ,me gusta conocer gente ,viajar, ir al cine ,leer, hablar,salir y no me conformo con lo simple
No te vengas abajo, compañero, hay más peces en el mar. Además, todo depende del color con que lo mires, en esta web, sin ir más lejos, no hay chicas gordas, sino voluptuosas.
Antes de mi arenga final pro webs de ligoteo, pegaré presentaciones que me han parecido interesantes y que resultan alentadoras para quien aspira a una cierta sofisticación de espíritu.
O bien por su graciosa mala leche:
Libros:
La Biblia El libro de Ana Rosa Crepúsculo 50 sombras de Grey
Espero que captes el sarcasmo
O bien por lo exótico de sus preferencias (y justo toque de mala baba, también):
-Un no muy deportista, no muy bohemio.
– Que sepa bailar salsa.
-Preferible que sepa volar en parapente.
-Y que sea un poco calvo, si es posible.
-Si en tu perfil pone algo así como: “Vive la vida que son dos días”, en vez de “Tempus fugit” o “Carpe Diem”, no me escribas.
O por su rebeldía:
 No me gusta la gente que escribe con faltas de ortografía. 
– Tampoco los que utilizáis las K, las X y las W alegremente. 
– Todavía menos los que ríen con “jeje”
– Batman me cae mal.
– Por favor, NO a los que se describen como ‘personas normales, amigos de sus amigos, vecinos de sus vecinos…”
O bien por un compendio cultural atractivo, propio, sentido y una invitación estimulante:
Un buen amante y sobre todo de la buena música, que lo flipe por ejemplo con Johnny Cash o Patti Smith, con Jorge Martinez y sus Ilegales, con Elvis, Bruno Lomas, Gabinete, Loquillo, los Stones, The Who, Dylan, La Velvet, por qué no con Los Planetas, pasaría el Sr Chinarro. Si nos ponemos exigentes con Dominique A, Brel , Brassens, François Hardy, Aznavour, incluso Serrat! Vamos, un friki de la música como yo!! Alguien con criterio musical. Gran conversador, inquietudes intelectuales, curioso, que ame la naturaleza y los animales. Independiente, que sepa lo que quiere, sano y con cabeza. Apañado, si es en la cocina me ha conquistado. Amante del buen cine y de la lectura. Divertido y sin complejos, sin miedo a sentir y que se sienta libre. Un buen amigo de momento y compañero de aventuras si se tercia…
laporte4
Termino ya con este análisis, quizá más extenso de lo debido, con un alegato en favor de las redes de ligoteo y páginas de contactos personales en general. Bendito siglo XXI en que la tecnología se pone al servicio de los humanos para que estos se encuentren, se junten, comparen sus afinidades, interactúen entre sí desde la calma chicha sus hogares. Son un complemento a los procedimientos  posmodernos no precisamente depurados: bares de copas, cuatro de la mañana, estados de ebriedad, o compañeros de trabajo que traen aparejado ese pequeño inconveniente: son compañeros de trabajo. Hay que ampliar el abanico de contactos con tal de dar con ese príncipe azul que no destiña, ese persona sincera, fiel y honesta, ese ser sensible pero malote y masculino, esa otra naranja porque tú ya eres naranja entera, para que te exprima y saque lo mejor de ti como nadie hizo nunca.
Empleemos todas las herramientas para ello, porque como dijo Juan del Encina en su castellano antiguo: “Más vale trocar plazer por dolores que estar sin amores”.
Fotografías de Juan Jerez del Valle. Es un arquitecto granadino que reside desde  2011 en París, ciudad de la que captura su magia cada día gracias a su particular y bressoniano cámara-ojo. El instante decisivo de este flâneur de lo visual se inmortaliza en un personalísimo hashtag (#cadavezqueveoalgobonitomeacuerdodeti), disponible a golpe de click en Instagram, donde sus trabajos cosechan centenares de likes que para sí habría querido Robert Doisneau.  

SOBRE EDUARDO LAPORTE:

Nació en Pamplona en 1979. Es periodista cultural para las páginas de Vocento y ha publicado en papel textos literarios que nacieron en un blog ('postales del náufrago digital') y un libro de duelo, 'Luz de noviembre, por la tarde', con Demipage Editorial. En abril de 2013 presentó sus andanzas cubanas en 'habana 2009' y pronto verán la luz nuevos proyectos. Vive en Madrid desde 2005 y odia hablar en tercera persona de sí mismo.