Rapiña real



"Bien debéis saber los grandes y continuos gastos que después de mi elección al Imperio romano habemos tenido, especialmente después que fui a tomar la posesión y corona de él [...] se hicieron grandísimos gastos, y allende de estos con la continua guerra que con el dicho rey de Francia por todas partes tenemos [...] por ende, yo vos ruego y encargo cuanto puedo que luego que ésta recibáis deis orden como de lo que así nos ha pertenecido, o perteneciere de nuestro quinto y derechos, como de cualquier oro vuestro, o tomándolo de otras cualesquier personas que lo tengan, tratéis de me enviar la más suma de oro que vos fuere posible, teniendo por cierto que en ello me haréis muy agradable servicio".


Carta de Carlos V a Hernán Cortés, recogida en la biografía del conquistador de Christian Duverger, Hernán Cortés (Taurus), de próxima publicación en España




**


"El 6 de mayo de 1527, los mercenarios de Carlos V entraron a Roma y la saquearon. En la larga lista de actos sacrílegos y bárbaros de la humanidad, el saqueo de Roma ocupa un lugar privilegiado. Durante cerca de un año, las tropas de Carlos V, para vengarse de que no les hubieran pagado, se dedican a matar, robar, quemar, amena-zar y despojar. La ebriedad de la impunidad lleva al peor vandalismo. Decapitan las estatuas, desgarran las páginas de los manuscritos antiguos, queman las obras maestras de los grandes pintores. El Papa y sus cardenales son tomados como rehenes. Europa entera se une contra Carlos V, responsable de esa barbarie que ataca la sede de la cristiandad".


*

Comentarios