CALZADO DE PISCINA

eran feas, prácticas, de plástico
de gran almacén deportivo
de señora alemana
eran horribles
esas chancletas
útil calzado de piscina

las descubrí como quien descubre una cucaracha
habitantes inesperadas en ese breve espacio donde me aseo
y me miro al espejo para comprobar que no soy yo

las descubrí
olvidadas por su dueña
sentado en el trono
mientras leía a Gil de Biedma
y toda esa fealdad
ese aspecto pragmático
eficaz
sintético
apoético
y demás
trocó 

de pronto
en todo lo contrario

Comentarios