No pensar

Si piensas, estás muerto. Es la ley de los samurais, como contó Carlos Bassas en la presentación de su 'Aki y el misterio de los cerezos'. La batalla se gana antes de llegar al oponente, en un trayecto. Una vez se tiene en frente, se saca la katana y todo fluye, con el impulso de una fuerza que también se lleva cultivando con el no-esfuerzo de la constancia diseminada en días de lenta progresión. Entonces se vence al rival como no podía ser de otra manera. Si piensas, estás muerto.

Comentarios