Gw

Tarde extraña en la que me desplacé hasta esa zona del norte de Madrid que rara vez piso, y mira que en su día nos movíamos bastante por esos cuzcos, bravos murillos, estrechos alvarados y hasta torre Europa y pijerío tontiloco de los años 2000.

Gran descubrimento la calle de los Artistas. Me encantó el itinerario que tenía que describir, hasta el objetivo de tal galería de arte/presentódromo de libros: calle de los Artistas, calle Dulcinea y calle Quijote, hasta coronar más tarde una vía de nombre menos ilusionante, como la de comandante Zorita, y quién sería este militroncho, seguro que ningún santo. Porque en este barrio todas las calles son de franquistones de tapadillo, aunque la biografía de capitán Haya creo que tenía su intringulis, y paso de mirar wikipedia a estas horas, pero ahí queda eso. 

La calle los Artistas, qué cosa sinuosa y casi transgresora en ese barrio cerebral, urbanizado, coñazo, como de burócratas de medio pelo, de ministrables frustados, de secretarios de la UCD que algún día tuvieron un despacho lustroso. Hoy leí en un estado de Facebook, no sé ya de quién, que animaba a hacer cosas inútiles, sin sentido, perder el tiempo, perderse incluso... como modo más rápido de alcanzar, el arte, la creatividad. 


Quizá el esfuerzo creativo tengo algo que ver con eso, con las ganas de salir de la espesura, de cierto bosque en que uno se ha metido. Hay que buscar, pues, esas latitudes boscosas, diremos, en plan Battiato. Y, sí, lo apunté ayer, podía estar Franco, y ahí estaba, estuvo, y me quedé con tan solo una frase de su discurso algo caótico antes de presentar la impresentable Musikanten

Soy un fascinado por el budismo tibetano. 



El acto en cuestión en la calle del militroncho estaba de bote en bote. Mi presencia en ese lugar era un tanto difícil de justificar, y menos aún para aguantar, en mi estado levemente griposo, largos minutos de pie, escuchando vaguedades. 

Así que largué, seguido por una cierta vocecilla interior que me confirmaba lo pertinente de la acción. Y volví sobre mis pasos y de pronto afloró un terreno conocido, y ese paisaje ajeno pasó a ser propio y lo reconocí al instante, como el piso de mi antigua novia, en aquellos primeros años de conquista de Madrid. Vi el bar donde una tarde de julio leí en prensa que un tal José Luis Rodríguez Zapatero había sido elegido secretario general del PSOE. Alcé la vista y vi aquel piso, en el que pernocté no pocas noches. En esas alturas, había hecho el amor hace casi 13 años; de pronto, el barrio me pertenecía de alguna manera.


Calle Reina Mercedes


Me adentré en los feísmos latinos próximos a Bravo Murillo y di con una librería horrible que parecía más bien una lavandería 24 horas, pero con unas ofertas bastante tentadoras, en plan DIA libresco. Cinco libros, diez euros. Tenía tiempo, tenía la paz de la seudogripe, así que me puse a husmear entre los estantes como si no tuviera nada más que hacer en mi jodida vida. Tal fue mi celo escrutador que la tipa me tuvo que animar a irme, porque eran más de las nueve y había que cerrar. 


Ayer pensé en largarme una temporada, no sé a dónde, ese escapismo temporal como idea balsámica, y me entró el miedo de estar en el extranjero y no tener libros en español, buenos libros. Tengo muchos libros, pero no siempre los libros que a uno le apetece. Compré estos cincos libros, que en general me apetecen, y me alegré de no haberme quedado en la presentación, aunque ahí dentro se encontraba una mujer de la que me han hablado maravillas, y a la que iba a ser presentado: 


Nueve cuentos, JD Salinger
Antología poética, Federico García Lorca
Bob Dylan, Jordi Sierra i Fabra y Jordi Bianciotto
Leyenda del César Visionario, Francisco Umbral
Homenaje a Paul Auster, Herralde (ed)


(perdón por las erratas, es tarde...)



Comentarios

  1. Vandramé Of the Trolley15 de marzo de 2013, 17:32

    Esa frase . "Soy un fascinado del budismo tibetano ", pescada como piraña en río revuelto , me va a servir para soltarle una chapa que espero le entretenga. Con su permiso; a riesgo de que no me lea.

    "Fascinar" es un verbo que tiene como raíz fascis . En latín: hechizo , encantamiento ( otra vez la música y las letanías batiatas ) .
    Ahí tenemos a un gurú con cara de brujo hechizando a consumidores desprevenidos ; fascinados con su girovágico (sic ) discurso musical.
    Él a su vez se declara fascinado .
    Fasces ,que comparte raíz con fascis, es haz .
    Los lictores romanos ostentaban como símbolo de su poder un fasces , un haz de varas arracimadas entorno a un hacha . Se puede ver en el escudo de la Benemérita Pícola Picolina a.k.a. La Guardia Civil ( alto a , interjección imperativa .
    Tal fue el símbolo y el vocablo que bautizó al fascismo. Fascismo viene de fasces y comparte raíz con fascis , reitero.
    El Tíbet fue y es para muchos ocultistas nazis y esotéricos fascistas la cuna de la humanidad aria primigenia , el lugar en el que el género humano más cerca está de su perdida Edad Dorada . ( Golden Age / Dawn , ¿ me va siguiendo alguien ? )
    Ya sé que caracoleo mucho.
    No hay que olvidar que el Tíbet era una feroz teocracia hasta convertirse en el vertedero de montañeros postmaoísta actual...
    Ergo , siguiendo mi conpiradonoíco argumento.
    El amigo Battiato no anda lejos de Julius Évola , otro italiano fascinado por el budismo tibetano , y además toca la flauta .
    Me regocija su fuga al desgaire.
    Por compartir algo.
    He cogido de la mesa de la biblioteca de libros de "descarte ",por la cara, no por mangui sino que están ahí para dejar y recoger sin cargo:
    Fedón y El banquete , de Platón en el volumen hecho caldo de Alianza .
    El discurso del método y Meditaciones metafísicas ( en un volumen , de Austral)y ...
    Ojiplático quedé.
    Mística y misterio de los OVNIS, de José Antonio Silva .

    Ya está . No digo más.




    ResponderEliminar
  2. Gracias, Vandramé, que entiendo que se va de viaje, oh, afortunado, con su maleta Trolley.

    Lo cierto es que intenté ser lo más fiel al transcribir la frase, pero puede que dijera:

    "Soy un verdadero enamorado del budismo tibetano".

    Lo que dijo, sin lugar a dudas, fue budismo+tibetano.

    Como siempre, gracias por sus comentarios y apreciaciones, muy pertinentes.

    ResponderEliminar
  3. Vandramé on the Rocks.16 de marzo de 2013, 10:38

    To be off the trolley is a Glaswegian slang expression , a bit in decay nowadays , meaning to be insane , looney , " he´s lost it " is a quiet civil synonimous expression .
    I ain´t going anywhere mate .
    I´m stuck as a rat in a trap.

    ResponderEliminar
  4. The Glaswegian slang is a such a hard slang...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares