23.10.12

Gato y cuchillo

Esta noche tuve un sueño
aunque era casi por la mañana
y el cielo seguía aún de noche.
Y toda la vida es sueño
y los sueños sueños son.
Y qué sueño
y qué soledad
en la mañana-noche.

Era un sueño con sentido narrativo
valdría para un corto
de animación
o en tresdé.

Salía yo en casa de mis primos
a la que íbamos mucho de niños.
Tenían un gato y me buscaba.

Me pidieron preparar unos gintonics
y me dispuse a hacerlo con cariño.
Con un cuchillo jamonero
corté cortezas y puntitas del limón.

El gato iba y venía y quería morderme
me daba un poco de miedo.

Se subió donde los vasos
y puso su hocico entre ellos
yo intentaba apartarlo
pero me bufaba.

No se me ocurrió mejor idea
que apartarlo con el cuchillo
el cuchillo jamonero
y así le di en la panza
sin percatarme del final picudo
de la herramienta de cocina
que se le clavó al minimo en el abdomen.

Oí su profundo quejido
que más me dolió a mí.
También la cara de odio
del malferido animal,
clavada en mi retina.

No caí en que aquello era cuchillo,
y no espátula o inofensivo matamoscas
y entonces me odié muy mucho,
y me sentí peor que el antiperro,
un poco como en el poema de González,
un ser oscuro,
torpe
y malo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs