10.9.12

Contumacia


Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:

contumacia

  1. f. Actitud de una persona que se mantiene obstinadamente en un error:
    defendía su postura con contumacia.

Durante más de diez años me puse mal las lentillas. El proceso de colocación era todo menos el adecuado, basado en técnicas de autodidactismo completamente desnortado. Era tal mi hipersensibilidad ocular que desarrollé toda una técnica para eludir el delicado momento de poner las zarpas sobre mi sensible ojo, que es al final de lo que se trata. En vez de mirarme frente a frente, colocaba la cabeza en dirección al cielo y, de esa manera, poco a menos que a ciegas, trataba de depositar la fina película de plástico sobre el convexo ojo. En ocasiones, el proceso me podía ocupar hasta dos horas. Por suerte, solo lo repetía una vez por semana, ya que eran de las de dormir con. Ignoraba también que había un lado bueno y otro malo para colocarlas, y por eso notaba molestias que intentaba obviar, hasta que acababa quitándome la lentilla quejica y repitiendo el proceso. Cuando cumplí 25 años decidí que quizá no era mala idea llevar una temporada gafas, y hasta hoy.

Pero el año pasado pensé que por qué no combinar la gafa (como dicen los ópticos, la gafa) con las lentes de contacto. En la óptica Joaquín Alforja, sita en la plaza Consistorial de Pamplona, de la que soy  cliente desde 1992, me hice con un nuevo paquete de lentillas, no sin antes recibir un breve pero intenso cursillo de técnicas de colocación lentillil. Descubrí, demasiados años más tarde, que lo que me podía costar dos horas se resolvía, si aplicaba bien la técnica, en menos de 30 segundos.

Esta mañana recordaba un poco todo eso, a propósito de mi nueva actitud para con el deporte. Durante años, rechacé su práctica sistemática por un mezclum de prejuicios e ideas preconcebidos, aliñado con un si es no es espíritu de superioridad o rechazo a una actividad teñida de borreguismo consumista, o así. 

Mi mal acercamiento técnico a la cosa, con sesiones demasiado intensas para mi desacostumbrado cuerpo, y posteriores agujetas y pesazones corporales por la mañana, hicieron que no me enganchara al asunto, pese a las vivas recomendaciones de Bro o Haruki Murakami y su ¿De qué hablo cuando hablo de correr?.*

*Pongo el punto después del punto de interrogación ya que después del título de la obra hay que cerrar la frase con otro punto. Pero recordemos que detrás de los interrogantes no se pone punto.


Este sábado decidí cambiar la técnica y apostar por un tipo de carrera más de arrastrar los pies, de pequeños pasitos, que de amplias zancadas. La tarde de sábado, por los pliegues de ese futurismo nostálgico del flamante Madrid Río, corriendo, porque a pesar de todo era correr, me pareció tremendamente mística. El sudor de la camiseta y las piernas cargadas, pero contentas, contribuyó a proveerme una sensación muy grata. Ese ejercicio, sumado al de la natación del pasado miércoles, me dieron la pista de que podía combinar esas dosis deportivas, en una tendencia progresiva, con mejores resultados y sensaciones que en mis torpes tentativas del pasado. 

Me doy miedo a mí mismo al recordar mi vergonzante y sostenida en el tiempo técnica lentillesca. Quizá también en ese rechazo al deporte como hábito regular he perdido la posibilidad de desarrollar un yo más consistente. ¿Cuántos errores sostenidos en el tiempo debemos a esa terca, valga la redundancia, contumacia? ¿De cuántos no somos conscientes, por tanto, no resolveremos nunca?

Me queda el consuelo de haber activado la alerta ante un problema mayor: la contumacia en la contumacia. 



3 comentarios :

  1. Qué razon tienes, algo similar me pasó a mi respecto a la natación. Parece que es una parte del tiempo perdida porque no lo dedicas a otras cosas que te empeñas que son más útiles. Cuando descubres que es un punto saludable para la mente con esos pequeños retos a superar, sensaciones, etc., se mira de otra forma. Creo que voy a volver a apuntarme a natación después de leerte, jeje.

    un saludo!

    ResponderEliminar
  2. *gracias

    **Y gracias también para Akaki. Mucha suerte con esos largos y veremos si lo mío no queda en el típico flipe de 'rentrée'.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs