7.2.12

Reescritura de un post que me ha dado por reescribir

He tenido como un mal sabor de boca, de cuerpo, de todo, después de publicar el anterior post. Así que nada más desintegrarlo hasta convertirlo en polvo digital de unos y ceros, me he sentido mejor. A veces, me sale como una vena levemente faltona, un toniquete despreciatil, altivo incluso, de quien se atreve a juzgar vidas ajenas. He hablado con mi psicobloguero, con el bueno de Thelonius, y me ha dicho que sí, que bueno, que no me meta en líos, que a fin de cuentas esto es un blog, que ni me da de comer, ni vainas. Así que voy a escribirlo, pero con otras palabras, otro enfoque.

Me metía, quizá con demasiado mordiente, con ciertas actitudes de algunos jóvenes de Pamplona. Me metía, por ejemplo, con el deseo de querer vivir siempre en esa ciudad, hala, de entrada. Como quien manifiesta el deseo de estar siempre con la misma mujer, así, sin ambages; no sé, me produce cierta desconfianza. Me metía con cierta actitud gregario-masculina, y con la reunión sistemática en templos del porro y la consola, a saber, las bajeras, término con el que se conocen esos locales comerciales que los grupos pamplonicas alquilan para uso y disfrute. Pienso ahora que podrían tener su encanto, como en las pelis, un lugar en el que hacer timbas, en el que reunirte con los tuyos, tu mafia, tu mara, tu familia, y conspirar todos juntos. La esencia del asunto puede que sea, ojo, realmente loable. 

Pero no.

La estética lo es, a veces, todo. No me refiero a la cosmética, ni a la belleza de calendario Pirelli, sino a la vocación estética. Al deseo de huir de cierta ramplonería del espíritu. A mí me pasa que, en mi ciudad natal, no encontré bastante de eso, de esa rebeldía. Quizá por eso no vivo ahí, quizá por eso busqué nuevos acomodos, puede que tenga una espina clavada, que no se la haya contado ni al bueno de Thelonius. Puede que por eso no comulgue, incluso evite, los Sanfermines, por no haber nunca comulgado con un mozopeñismo ilustrado en el que me siento más guiri que los propios guiris.

Pero, uh, no te metas con la tribu, que es una frase esta muy del gusto de cierto escritor habitual en mis  textos. Hay que meterse más con la tribu, qué coño. Outsiders del mundo, uníos!

Hace un par de viernes me encontré, de pronto, en mi ciudad natal, y sin muchas más razones que la de ver a mi familia. Me comuniqué con un par de amigos, porque también había ganas de hacer vida nocturna, social, crapulilla. Pero al recibir dos respuestas casi idénticas, del tipo, "Tengo cena con amigos", no seguí insistiendo, y llamé al autor de este blog con intención de beber y contarnos (cosa que hicimos sin censura).

En una ciudad como Madrid, al "Tengo cena con amigos" se le une un inmediato "¿Te apuntas?". 

Iba a poner que, en una ciudad como Madrid, la gente persigue sueños, anhelos, triunfos personales, y no casas de protección oficial, pero me ha parecido demasiado tramposo y demagógico. 

Puede que simplemente necesite más sesiones con el bueno de Thelonius Smith Garciaznarez, para que le desmadeje algunas de mis inadaptaciones al medio no resueltas. Aunque me temo que hay ciertas cosas que hay que dar ya por imposibles.

7 comentarios :

  1. La nieta de Mario Moliner7 de febrero de 2012, 21:29

    Querido náuGrafo:

    Dice mi abuelo, que el verbo RESCRIBIR es según la RAE "1. tr. desus. Contestar, responder por escrito a una carta u otra comunicación". Puesto que está volviendo a escribir el post, sería más apropiado usar el verbo REESCRIBIR "1. tr. Volver a escribir lo ya escrito introduciendo cambios.
    2. tr. Volver a escribir sobre algo dándole una nueva interpretación."

    Escribo yo porque a mi abuelo le ha dado un vahído al leerlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ... y va y se coloca en las cuencas orbitales los cañones a modo de catalejos geminados .
    Asomado a la oscura ánima cilíndrica de la lupara , no jipa ná de ná.
    -¡ Uy que oscuro está estooo! , dice el loquito obediente .
    _ Espera un momento , que aquí hay una palanquita que debe levantar ... la tapa .
    Percusión, ignición
    estruendo y estallido .
    Un fogonazo escarlata , palpitante y grumoso , restalla en la canoa como un látigo de babosas .
    Papilla encefálica de loquito .
    El torso trunco flanqueado por los abatidos nervios oculares es un poema hecho carne .
    El loco pionero capitán , patrón de embarcación , contempla la escena con aire reprobatorio . Mira a lo que le queda de marinería y flota y le dice :
    - No me mires así , nano , que yo también me asustaao.

    ¿ Para bola ? porterito de mi vida , guardameta como yo , guárdame los cuatro córneros que el cancerbero me mordió .
    La tribu a la reserva .
    ¿ No era Garcíaoscoz el 2ºcogombren del bueno de Thelluricus ?
    A mí en el manicomio me curaron la piromanía pero no la juntoshumanosfobia , ésta , la agorafobia (+0-) es una cuestión de perspectiva . Para unos una tumba , un hogar , una patriachica.. ¿ No será vd . naúgrafo , aFORALfóbico ?
    Cállome que me disperso , extiendo , despararmo y parrafeo todo perdido .
    Escribí otro antes , se habrá ido con el otro al purgatorio binario .
    Ya lo dijo Eugenio , Van dos que entran en un café y chof.

    ResponderEliminar
  3. No me consta que don Mario tenga nietas, pero sí le diré que su apunte es más que pertinente. Miré el verbo, pero lo miré rápido, mal y nunca. Procedo a arreglar el salchucho. gracias mil

    ResponderEliminar
  4. Thelonius es así. A veces, cambia de nombre.

    Fobias genéricas, las justas. Se fobian algunas actitudes, algunas maneras... Claro que a veces son mayoría... No me provoques, Van romPedor!

    ResponderEliminar
  5. No , no , no , no provoco . Me callo y cavo hondo . Es que...estaba a güevo .
    Ya sé que es vd . Ecuánimo de espíritu y aborrece del generalato .
    Mil pendones... ondean sobre el horizonte acechante de amenazas ... yastá , yamaehado .
    ¿ Celadores ! Más litio a mi laúdano que este hombre necesita pax.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, pisar charcos no está bien, pero es tan divertido... jejeje.

    Las tribus de Pamplona... todas iguales, todas se miran y se retan y todas piensan que son la mejor. Las teibus... y los que, como escribí antes, somos las juntas de dilatación de toda la estructura, sometidos a apretones y estirones.

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo. ¡Tantas veces he despotricado de mis orígenes! Es una tierra dura y arisca. Me fui pero volví. Y a veces sé apreciar lo que este lugar tiene de bueno. Porque Eduardo, queramos o no, forma parte de nosotros. Es la ciudad del ¡epa! y las miradas cruzadas. No dejo de soñar en irme a lugares mas amables, pero aquí sigo. En la peli de Viscarret, "Bajo las estrellas" se refleja bastante bien ese carácter uraño de tierra Estella (de donde era originario mi padre y donde me tocó trabajar y sufrir alguna vez). Seguiría contándote esas espinicas diarias que se te clavan y a las que una parece que se ha acostumbrado... Pero no. Preparo con ilusión, aunque sea una escapada. No dejes de volver, que si se van todas las personas soñadoras no se que va a ser ésto.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs