27.2.12

Recortes que matan

Todos los periódicos ocupados en la cafetería de media mañana. Fastidia ese vacío lector en el yonki cultural que tiene hambre de barrita con tomate pero también de prensa fresca. Lo mejor de España y de Madrid son esas barritas con tomate + café por poco más de dos euros. Los periódicos, incluido 'Público', que en paz descanse, se me hacen a veces duros de leer, por el tufo ideológico, pero no hay duda de que son atractivos. Y que al margen de la información 'de ley', hay secciones, columnas y firmas que uno no encuentra en el prestigiado 'Le Monde', en sus exiguas hojas más cercanas al BOE que al 'Vanity Fair'.

Total que cojo el 'Qué' y me desayuno un loable reportaje de más o menos investigación sobre el caso de un exnarcotraficante que anduvo metido en la Operación Nécora (54 detenidos en Villagarcía de Arousa la noche del 12 de junio de 1990). Su colaboración con la Justicia, en este caso con Garzón, le permitió una serie de ventajas personales, como la de una paga de 1.100 euros mensuales y el derecho a residencia en una serie de lugares habilitados para tipos de su perfil. Más de 22 años después de la operación, se considera que su vida ya no corre tanto peligro. Él, Manuel Fernández Padín, cree sin embargo que 'Los Charlines', uno de los clanes de los narcos, no piensan lo mismo, que la venganza es un plato que se sirve frío, y que cualquier día de estos le pegarán "un tiro". 

El otro día, después de jugar a pádel con maese Holzer, de profesión psiquiatra, me cuenta que en Valencia van a poner fin a la rehabilitación de pacientes con trastornos psíquicos graves, que ahora no recuerdo cuáles son. Adiós a una serie de terapias que pueden durar unos nueves meses, y que suelen incluir internamiento y atención personalizada y constante. Una atención sanitaria muy cara, de la que ahora se ha decidido prescindir, desde lo público. "Simplemente, se suicidarán", dice Holzer con un punto de siniestra resignación. 

Habrá que ver si la situación de Fernández Padín ("Nos dejan tirados como colillas") no es picaresca pura y si en lo de los enfermos psiquiátricos no había, yo que sé, aprovechamiento por parte de las familias, pero lo que es cierto es que los recortes no solo afectan a las cifras, a la estadísticas, a los porcentajes, sino a la propia vida de la gente, hasta el punto de poder perderla.

1 comentario :

  1. ¿El chivato de una banda de narcotraficantes? En la vida real no sé, en las pelis suelen terminar bastante perjudicadillos.

    Y nadie se engañe: todo recorte sanitario tarde o temprano mata, los que se están aplicando son bestiales. El usuario no alcanza a saber hasta qué punto puede modificarse una actuación, por ejemplo, en un cáncer que de ser tratado a tiempo y debidamente puede ser curable, y que sin embargo, en función del ajuste a un presupuesto y unos recursos limitados, no se interviene a tiempo o la medicación coadyuvante no es la adecuada en tiempo y dosis. Desgraciadamente.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

El náuGrafo

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs