3.2.12

Distensión cerebral y consulta al psicobloguero

Después de cuatro días de voluntariosa distansión del cerebro, solo dedicado a actividades placenteras y sin ser forzado lo más mínimo, ha desaparecido el nudo cabezón. La gripe (o lo que sea) que me ha tenido felizmente enclaustrado la mayor parte de este tiempo ha ayudado en esta tarea de poner al cerebro en su sitio. Creo haber encontrado, en parte, el origen de ese enmadejamiento de mi materia gris, y tiene que ver con la creencia de que me estaba volviendo tonto, torpe, lento de reflejos, que como Sansón había perdido mi fuerza mental, como si alguien me hubiera cortando la coleta en estando yo sobado. Total, que fui forzando el cerebro para intentar extraer de él sus mejores jugos, y lo único que logré fue una ofuscación neuronal importante, como una torsión testicular, pero ubicada en la azotea, aprox.

Después de sentir estos síntomas, decidí automedicarme descanso mental, y a fe que he pensado poco estos días. No he forzado el programa de la memoria (perdón si olvidé tu cumpleaños) y apenas he llegado a ninguna conclusión interesante sobre nada. Sin embargo, oh paradojas, al poner a mi cabeza en estado encefalograma plano empezaron a brotar ideas genialoides, posts futuros, ideas para novelas que jamás escribiré, sentencias nietzschianas, aforismos bergaminianos y coñas facebooqueras como las de Camilo de Ory, sin ir más lejos. El té masala que había tomado, sumado a la lectura de 'Fresy cool', de Antonio J. Rodríguez, quizá influyó también en ese renacer intelectual.

Esta mañana, he consultado a un psicobloguero que hay en la Red, que se llama Thelonius Smith Garcioscoz, para encontrar una salida a mis acuciantes males. Me ha recomendado, además de unas galletas que previenen la acidez estomacal, que modere mis entradas. Que no sienta la necesidad, muy de Tipo C, de postear cada uno, dos o tres días, que no pasa nada porque el blog esté sin actividad, incluso, durante una semana.
Esa autopresión que nos ponemos, acojonante...

Me ha recomendando, el bueno de Thelonius, que limite a tres mis entradas semanales. Que si siento el deseo irrefreneable de postear, que lo escriba y lo guarde en borradores. ¿Y que aguante sin darle a Publicar?? Sí, eso es lo tienes que hacer, náuGrafo digital.

Así que lo voy a obeceder, porque me parecen sabias palabras, por tanto a partir de lunes 6 de febrero no se publicarán, ea, más de tres post semanales en esta bitácora.

Y hasta aquí puedo leer.
Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs