No disparen al documentalista

"Punto de Vista, el festival de películas documentales de Navarra, arranca una nueva edición e intenta consolidarse como la cita de la no-ficción audivisual". 
Así subtitulaba este que escribe un artículo publicado el 19 de febrero de este mismo año en El Correo de Bilbao. Todo indica que no habrá más artículos, ni entrevistas, ni reseñas, ni críticas, ni premios, ni visitantes, ni cinéfilos, ni frikis, ni debates, ni tardes de febrero caldeadas del mejor cine experimental. El Gobierno de Navarra parece que todavía no le ha dado la puntilla, pero todo indica que el festival está sentenciado de muerte.

Y a mí, y los cientos personas manifestadas en las redes sociales, entre ellas directoras de prestigio como Barbara Hammer, nos parece una noticia triste. A ella, por el "terrible golpe que supone para las artes audivisuales". A los que somos de Pamplona y nos gusta el cine, la cultura, la vanguardia artística, porque se pierde la oportunidad de que enraize en Navarra algo distinto a los Sanfermines (fiesta abocada a sufrir transformaciones, con más pasado que futuro, me temo), la exaltación de la verdura, las distintas fiestas patronales y las puntuales citas culturales que, haberlas haylas, son efímeras y sin relevancia exterior.

Josetxo Cerdán, su director, en declaraciones recientes, hablaba de "espíritu del festival". A mí, las veces que he estado, me ha parecido que lo tenía. La gente que lo organiza, desde Gonzalo de Pedro, el propio Cerdán, o la directora ejecutiva Ana Herrera, son gente que sabe de cine hasta decir basta. Lo sé, pongo las dos manos en el fuego. Ese espíritu a mí me gusta, me recuerda a lo que pudieron ser los Encuentros de Pamplona de 1972, que no conocí. Prefiero esa Pamplona, que la de los conciertos de Bisbal en la plaza de Los Fueros, superando la resaca sanferminera, sinceramente. 

Pero parece que las autoridades, los que manejan los dineros, les da un poco igual que Pamplona, Navarra, se conozca, por una vez, por ser generadora y referencia de cultura, de cine experimental de calidad. No dan, o eso parece, la opción de convertir el evento en una bienal, o reducir los seis días (antes eran nueve) que dura la cita, a cuatro, por ejemplo. Todo indica a que se lo cargan de un plumazo, a que disparan sobre el documentalista, porque quizá esa cita no les convencía, no les gustaba, les parecía demasiado moderneta, vanguardista, para una ciudad como Pamplona.

Fotograma de 'Color perro que huye', proyectada en la edición de 2011.

--

Me vienen a la mente unas palabras del consejero Corpas, en la Academia de Cine de Madrid, en el 25º aniversario de 'Tasio', de Montxo Armendariz. "Somos la primera comunidad en haber salido de la crisis", allá por noviembre de 2009. 

Dos años después, resulta que no hay un euro, y menos para cultura.

Comentarios

  1. No, hombre, no. Si hay un montón de fiestas culturales. Como la semana de la edad media esta, en la que se podía pillar pimientos del piquillo y queso del roncal y vino D.O. de navarra. Y acuérdate de la feria de artesanía en la que se podían comprar pimientos del piquillo y queso del roncal y... espárragos. Aunque también tenemos la feria del turismo en la que degustar pimientos del piquillo y queso del... espera, ¿no había dicho ya esto? Pero vaya, que la gastronomía es cultura. ¡A ver si nos enteramos! Ahora, si a ti te gustan las obras audiovisuales que puedan proporcionarte un acercamiento diferente al mundo, pues mira... vete a barcelona, ¡por moderno! :P

    ResponderEliminar
  2. Jajja, me has dado hambre, Luis.

    Saludos vanguardistas (con un toque de piperrak)

    ResponderEliminar
  3. ¿De cuánto dinero se está hablando exáctamente?

    ResponderEliminar
  4. Con indigestión de piquillo yo también :D ... Y respecto al presupuesto, el de este año no lo encontré pero sí el de la edición pasada, y lo que pone el Gobierno de Navarra es bastante menos: 176.280€. El resto debe venir de patrocinadores etc

    http://www.navarra.es/home_es/Actualidad/Sala+de+prensa/Noticias/2010/06/21/Festival+de+Cine+Documental+Punto+de+Vista.htm

    Lo que le pasa es que les da alergia todo lo que sea mirar más allá de las orejeras que llevan incorporadas, no sea que empecemos a ver que hay otras maneras de mirar, sentir y vivir - no vaya a ser que nos guste

    Milesker por el post!

    ResponderEliminar
  5. sí señor, muy significativo lo del chucho

    ResponderEliminar

Publicar un comentario